Uso adecuado del respirador N95 para estar preparado para la protección respiratoria

Posted on by Maryann M. D’Alessandro, PhD, y Jaclyn Krah Cichowicz, MA

Cuando ocurren brotes de enfermedades infecciosas, dependemos de los profesionales de atención médica para que cuiden a los afectados, lo cual los pone en mayor riesgo de exposición al patógeno causante de la enfermedad. Mientras que los controles técnicos y administrativos deberían ser lo primero que se considere para proteger a estos trabajadores de la exposición, los centros también deberían asegurarse de que los empleados en riesgo estén preparados para usar protección respiratoria, entre otros equipos de protección personal, en caso de que sea necesario.

Para ayudar a los centros de atención médica que tengan escasez de respiradores N95 debido a la gran demanda en todo el país, los CDC elaboraron Estrategias para optimizar el suministro de respiradores N95 en entornos de atención médica, que proporcionan opciones sobre cómo optimizar los suministros de respiradores con pieza facial filtrante N95 (comúnmente llamados “respiradores N95”) en entornos de atención médica cuando los suministros sean limitados. Los CDC priorizan el uso de respiradores para el personal de atención médica que entre en contacto cercano (es decir, dentro de los 6 pies) con pacientes con enfermedad del coronavirus (COVID-19) presunta o confirmada durante procedimientos que generen aerosoles; y en caso de enfermedades infecciosas para las que se deban tomar medidas de precaución de transmisión por el aire. Estas actividades incluyen evaluar a pacientes para el triaje, entrar a las salas de consulta o a las habitaciones de los pacientes para proporcionar cuidados o limpiar y desinfectar el entorno, entrar a la casa de un paciente, obtener muestras clínicas y manipular suministros o equipos médicos usados.

Sin embargo, la preparación es crucial durante los brotes de enfermedades; los trabajadores de la salud que podrían ser llamados para atender a pacientes con COVID-19, si fuese necesario en el futuro, deberían hacer pruebas de ajuste si es posible, recibir evaluaciones médicas y capacitación continua. Para ayudar con estos esfuerzos de preparación, aquí ofrecemos algunos recordatorios acerca de la selección y el uso adecuados de los respiradores.

 

Filtración, ajuste y uso adecuado

Se requieren tres criterios clave para que un respirador sea eficaz:

  1. El filtro del respirador debe ser altamente eficaz para captar las partículas que pasen a través de él.
  2. El respirador debe ajustarse bien a la cara del usuario (es decir, crear un sellado hermético) para minimizar la cantidad de partículas que sorteen el filtro a través de espacios existentes entre la piel del usuario y el sello del respirador.
  3. El respirador se debe poner y quitar correctamente antes de la exposición, y se debe usar durante todo el tiempo que dure la exposición.

La OSHA requiere que los trabajadores de la salud que se anticipe que realizarán actividades con casos de COVID-19, presuntos o confirmados, usen protección respiratoria, como un respirador N95. El respirador N95 se refiere a un respirador con pieza facial filtrante N95 (FFR, por sus siglas en inglés) que se sella herméticamente contra la cara y usa un filtro para eliminar al menos el 95 % de las partículas aéreas transportadas por el aire que respira el usuario. NIOSH también aprueba otros FFR que protegen tanto como el N95, o más, incluidos los N99, N100, P95, P100, R95, y R100. Es importante notar que las mascarillas quirúrgicas, a veces llamadas mascarillas, son diferentes de los respiradores y no están diseñadas ni aprobadas para brindar protección contra las partículas transportadas por el aire. Las mascarillas quirúrgicas están diseñadas para proporcionar una protección de barrera contra gotitas; sin embargo, no están reglamentadas para brindar eficacia en la filtración de las partículas y no forman un sellado hermético adecuado contra la cara del usuario, por lo que no se puede contar con que brinden protección respiratoria. Sin un sellado hermético adecuado, el aire y las partículas pequeñas se introducen por los bordes del respirador y llegan a la zona de respiración de la persona que lo usa.

Si el respirador N95 se usa y se ajusta de manera adecuada, hay una fuga mínima alrededor de sus bordes cuando el usuario inhala, asegurando de esa manera que el aire que está respirando el usuario se dirija a través del material del filtro. El personal que tenga que usar protección respiratoria debe hacer pruebas de ajuste, obtener autorización médica y capacitación, los cuales son todos elementos obligatorios del programa de protección respiratoria. Estos son requisitos del Estándar de Protección Respiratoria (29 CFR 1910.134) de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).

Las pruebas de ajuste son un componente esencial de un programa de protección respiratoria cuando los trabajadores usen respiradores de ajuste hermético. La OSHA requiere que se haga una prueba de ajuste inicial del respirador para identificar el modelo, estilo y tamaño adecuados para cada trabajador. Las pruebas de ajuste anuales aseguran que los usuarios sigan recibiendo el nivel de protección esperado. Una prueba de ajuste confirma que el respirador se ajusta correctamente al usuario. Además, los respiradores de ajuste hermético, incluidos los N95, requieren una autoverificación del sellado cada vez que se usan, para ayudar a garantizar el mejor ajuste posible. En los Estados Unidos, los respiradores aprobados por NIOSH incluyen instrucciones sobre cómo realizar una autoverificación del sellado.

Durante los periodos de limitaciones extremas de los suministros en los que podría haber disponibilidad limitada de respiradores o kits de pruebas de ajuste, es posible que los empleadores enfrenten dificultades en hacerles pruebas de ajuste a los trabajadores. Los empleadores deberían hacer todos los esfuerzos posibles para asegurarse de que a los trabajadores que necesiten usar respiradores de ajuste hermético se les hagan pruebas de ajuste para identificar cuál es el adecuado para cada trabajador.

 

Las pruebas de ajuste durante emergencias: Estrategias situacionales para obtener el mejor ajuste de los respiradores durante una crisis

Bajo condiciones de un brote grave en las que los suministros de los respiradores sean muy limitados, es posible que no tenga la oportunidad de que le hagan una prueba de ajuste de un respirador antes de que necesite usarlo. Aunque esto no es ideal, en estas circunstancias debería trabajar con su empleador para elegir el respirador con el mejor ajuste para usted, ya que incluso sin la prueba de ajuste, un respirador proporcionará mejor protección que una mascarilla o no usar un respirador para nada. Si es posible, empiece con el tamaño con el que le hicieron la prueba de ajuste anteriormente; sin embargo, debido a que el tamaño puede variar según el fabricante y el modelo, puede que deba usar un tamaño diferente para conseguir un buen ajuste. (Si nunca le han hecho una prueba de ajuste antes, las recomendaciones siguientes todavía son útiles). El respirador debería ajustarse sobre la nariz y por debajo del mentón. Si no puede obtener un sellado hermético contra la cara, pruebe un modelo o tamaño diferente. Si recibe respiradores y necesita usarlos de inmediato sin hacerse una prueba de ajuste, pídale a su empleador (usted ya tendría que haber recibido capacitación sobre el uso adecuado de respiradores y la autoverificación del sellado) que le proporcione videos y literatura técnica de capacitación adicionales sobre el producto para ponerse y quitarse el respirador adecuadamente. Estos materiales deberían poder obtenerse del fabricante. Practique cómo ponerse el respirador y cómo hacer la autoverificación del sellado hermético al menos varias veces. Verifique el ajuste en el espejo o pídale a un colega que mire para asegurarse de que el respirador esté tocando la cara y se vea puesto de la manera adecuada. Mientras que la prueba de ajuste es ideal para confirmar si el respirador se ajusta o no, los profesionales de atención médica deberían poder obtener un buen ajuste si han tenido capacitación y hacen la autoverificación del sellado hermético antes de cada uso del respirador.

Aunque los trabajadores empiecen a usar los respiradores sin la prueba de ajuste adecuada, los empleadores deben realizar todos los esfuerzos posibles para hacer pruebas de ajuste de acuerdo con los suministros de respiradores. Los empleadores deben siempre hacer pruebas de ajuste para los trabajadores que no puedan verificar el sellado hermético de sus propios respiradores con éxito.

Además de la autoverificación, ponerse el respirador de manera adecuada para empezar ayudará a obtener un buen ajuste. Aquí hay algunas consideraciones adicionales para tener en cuenta cuando se ponga el respirador:

    

 

  1. Colóquese el respirador sobre la nariz y por debajo del mentón. Si el respirador tiene dos correas de ajuste, ponga una correa debajo de las orejas y una por encima. Si lleva un sombrero, este deber colocarse por encima de las correas.
  2. Si el respirador tiene un clip nasal (una banda fina de metal en la parte de arriba del dispositivo), use las puntas de los dedos de ambas manos para moldear este clip de manera firme contra la nariz y la cara. No lo haga con una mano.
  3. Asegúrese de realizar una autoverificación del sellado hermético cada vez que use el respirador. Esto se debe hacer antes de entrar a la habitación del paciente. Puede que su respirador tenga instrucciones sobre cómo realizar la autoverificación del sellado hermético.
  4. El vello facial puede hacer que el respirador tenga filtraciones, por lo que los usuarios deben estar bien rasurados. Algunos tipos de vello facial son aceptables siempre que no estén a lo largo del área de sellado hermético del respirador.
  5. Si se siente mareado, aturdido o con náuseas, salga de la habitación del paciente, quítese el respirador y busque atención médica.
  6. Deseche el respirador en las siguientes situaciones: (1) se vuelve más difícil respirar a través de él, (2) se ensucia o (3) se daña.
  7. ¡NO TOQUE la parte de adelante del respirador! Puede estar contaminada.
  8. Mantenga su respirador limpio y seco. Asegúrese de leer y seguir las recomendaciones del fabricante sobre el uso y almacenamiento.
  9. Si los suministros escasean, los centros deberían considerar aplicar las mismas estrategias adecuadas identificadas en Estrategias para optimizar el suministro de respiradores N95 de los CDC.

 

Puede encontrar información adicional sobre cómo proteger a los trabajadores de la salud en épocas de brotes consultando de manera regular la página web con información sobre el coronavirus para los profesionales de la atención médica de los CDC.

 

Una versión del blog en inglés está disponible aquí.

Maryann M. D’Alessandro, PhD, es la directora del Laboratorio Nacional de Tecnología de Protección Personal de NIOSH

Jaclyn Krah Cichowicz, MA, es especialista en comunicación sobre temas de salud del Laboratorio Nacional de Tecnología de Protección Personal de NIOSH

 

Otros recursos

Proper Use, Filtration, and Fit – The Three-Legged Stool of Respiratory Protection (Blog)

Required Labeling of a NIOSH-Approved N95 Filtering Facepiece Respirator Infographic

Key Factors of Respiratory Protection Infographic

NIOSH Respirator Filter Classes Infographic

A Particle is a Particle (Video)

N95 Respirators and Surgical Masks (Blog)

Understanding the Difference: Surgical Masks and N95 Respirators Infographic

How to Properly Put on or Take off a Disposable Respirator (Instruction sheet)

Hospital Respiratory Protection Program Toolkit

Filtering out Confusion: Fit Testing (Fact Sheet)

Filtering out Confusion: User Seal Check (Fact Sheet)

Donning, Doffing, and User Seal Checks (Video)

To Beard or not to Beard, That’s a Good Question (Blog)

CDC’s Strategies for Optimizing the Supply of N95 Respirators

 

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades están abordando preguntas relacionadas con la enfermedad del coronavirus 2019 a través de CDC-INFO y en su página web. Por este motivo, este blog se ha cerrado a los comentarios. Por favor visite https://espanol.cdc.gov/enes/coronavirus/2019-ncov/index.html. Allí puede encontrar la información más actualizada sobre el brote y obtener las respuestas más recientes a las preguntas frecuentes. Si tiene preguntas específicas, por favor comuníquese con CDC-INFO en https://wwwn.cdc.gov/dcs/contactus/form o llame al 800-232-4636. Si tiene preguntas sobre el equipo de protección personal (PPE) que no están relacionadas con la enfermedad del coronavirus 2019, por favor comuníquese con nosotros al PPEConcerns@cdc.gov.

Posted on by Maryann M. D’Alessandro, PhD, y Jaclyn Krah Cichowicz, MA
Page last reviewed: April 23, 2020
Page last updated: April 23, 2020