Noticias recientes sobre el trabajo en turnos de noche y el cáncer: ¿Qué significa para los trabajadores?

Posted on by Christina C. Lawson, PhD; Elizabeth A. Whelan, PhD; Tania Carreón-Valencia, PhD, MS; and Claire C. Caruso PhD, RN, FAAN
Foto © Getty Images

El Programa Nacional de Toxicología (NTP, por sus siglas en inglés) hace poco publicó un informe sobre cómo el trabajo constante en turnos de noche está relacionado con el riesgo de cáncer (1). Este informe aparece después de una evaluación similar que publicó la Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC) (2) en julio del 2019, la cual fue una actualización de su informe del 2007 (3). Ambas agencias revisaron estudios existentes del trabajo en turnos de noche y el cáncer y ambas convocaron a expertos en los campos de investigación de los seres humanos, los animales y la ciencia básica. En el informe reciente del NTP, se concluyó que hay un “nivel de confianza alto” respecto a que el trabajo constante en turnos de noche que resulta en la alteración del ritmo circadiano puede causar cáncer en los seres humanos, y la IARC concluyó que trabajar en turnos de noche es “probablemente carcinógeno para los seres humanos”. Estas conclusiones se basan en evidencia originada de estudios en seres humanos sobre cáncer de mama y próstata, estudios en animales de laboratorio y de investigaciones sobre los mecanismos de cómo evoluciona el cáncer. Muchos trabajadores quizás se pregunten cómo trabajar en turnos de noche puede estar relacionado con el cáncer, y qué pueden hacer para mantenerse sanos.

Los relojes biológicos y la alteración del ritmo circadiano

Muchos de nuestros sistemas biológicos, como nuestros ciclos de sueño y vigilia, nuestros apetitos y patrones digestivos, nuestras temperaturas corporales e incluso nuestros estados de ánimo, siguen patrones diarios o “ritmos circadianos”. Estos ciclos son establecidos por los genes del reloj circadiano que se encuentran en casi todas las células del cuerpo. El momento en el que ocurren nuestros ritmos diarios es muy influenciado cada día cuando nuestros ojos detectan luz por primera vez. La luz estimula áreas del cerebro que le dicen a nuestro cuerpo que esté despierto, activo y con hambre. Cuando oscurece, la glándula pineal en el cerebro secreta la hormona melatonina, que se produce toda la noche y fomenta el sueño. Nuestro reloj principal en el cerebro controla en qué momento ocurren nuestros ritmos circadianos para que trabajen juntos: esta armonía es importante para un cuerpo sano. Cuando nuestros patrones del sueño o señales de luz u oscuridad se alteran gravemente, como puede suceder con el trabajo en turnos de noche, los viajes a través de múltiples zonas horarias o la exposición a la luz durante horas normales del sueño, podemos presentar lo que se conoce como “alteración del ritmo circadiano”. La alteración del ritmo circadiano significa que nuestros ritmos no están funcionando juntos, lo que nos puede hacer sentir enfermos, aumentar nuestro riesgo de mala salud y aumentar nuestra probabilidad de cometer errores que arriesguen nuestra seguridad y la seguridad de otros.

La relación entre la alteración del ritmo circadiano, la melatonina y el cáncer

La alteración del ritmo circadiano puede dañar los sistemas biológicos que ayudan a prevenir el cáncer. Por ejemplo, además de fomentar el sueño, la melatonina también puede frenar el crecimiento de tumores y proteger contra la propagación de células cancerosas. Los animales de laboratorio cuyos días y noches fueron alterados en experimentos científicos tenían niveles reducidos de melatonina y tasas mayores de cáncer o crecimiento de tumores.

Los estudios en animales han mostrado que la exposición a la luz durante la noche resultó en el surgimiento de cáncer de mama o de glándulas mamarias. Además, los estudios entre el personal de enfermería y otros trabajadores de turnos de noche mostraron un mayor riesgo de cáncer de mama que no pudo ser explicado con los antecedentes reproductivos, los factores del estilo de vida, el índice de masa corporal o la situación socioeconómica. En la mayoría de los estudios, se encontró un riesgo excesivo de cáncer de mama principalmente en las mujeres que habían trabajado en turnos de noche por muchos años o en una frecuencia alta, o que habían trabajado una gran cantidad en turnos de noche a lo largo de sus vidas.

¿Qué significa esto para los trabajadores?

Aunque no se conozcan riesgos de cáncer específicos posiblemente asociados con el trabajo en turnos de noche, los informes del NTP y la IARC parecen indicar que las personas que trabajan en turnos de noche de forma regular parecen tener el mayor riesgo. Específicamente:

  • Trabajar en turnos de noche al menos 3 horas entre la medianoche y las 5:00 a. m.
  • Trabajar en turnos de noche frecuentemente (3 noches o más por semana)
  • Trabajar en turnos de noche a largo plazo (10 años o más)
  • Comenzar a trabajar en turnos de noche en los primeros años de la adultez (como antes de los 30)
  • Otros factores que son más comunes entre los trabajadores de turnos de noche podrían contribuir al riesgo de cáncer:
    • Factores de estrés sociales o del lugar de trabajo.
    • Comportamientos de estilo de vida, como fumar, consumir una cantidad de alcohol mayor a la recomendada, mala alimentación, no hacer suficiente actividad física y tener sobrepeso o estar obeso.
    • Exposición disminuida a la luz del sol y niveles más bajos de vitamina D.

¿Qué otros efectos en la salud están asociados con el trabajo en turnos de noche?

Además del cáncer, el trabajo en turnos de noche ha sido asociado a la diabetes tipo 2, las enfermedades del corazón, los accidentes cerebrovasculares, los trastornos del metabolismo y los trastornos del sueño (4). Los trabajadores de turnos de noche también podrían tener un mayor riesgo de problemas reproductivos, como ciclos menstruales irregulares, abortos espontáneos y nacimientos prematuros. Los problemas digestivos y algunos problemas sicológicos, como el estrés y la depresión, son más comunes entre los trabajadores de turnos de noche. La fatiga asociada con los turnos de noche puede causar lesiones, accidentes vehiculares y desastres industriales (5).

¿Qué pueden hacer los trabajadores de turnos de noche para mantenerse sanos?

  • Complete un programa de capacitación en línea de NIOSH sobre trabajos por turnos rotativos para aprender sobre estrategias personales y laborales para sobrellevar mejor el trabajar de noche.
  • Hágase chequeos médicos con regularidad y avísele a su médico si tiene algunos de los siguientes síntomas posibles del trabajo en turnos de noche:
    • fatiga intensa o somnolencia cuando necesita estar despierto
    • problemas para dormir, o trastornos estomacales o intestinales
    • irritabilidad o mal humor
    • mal desempeño (errores frecuentes, lesiones, accidentes vehiculares, cuasi accidentes, etc.)
    • aumento o pérdida de peso sin causa aparente
  • Los trabajadores de turnos rotativos deberían practicar hábitos buenos para la salud para combatir los efectos del trabajo en turnos de noche:
    • dormir lo suficiente
    • alimentarse de forma nutritiva
    • hacer ejercicio regularmente
    • evitar el consumo de tabaco
    • limitar el consumo de alcohol
  • Revisar el sitio web de NIOSH periódicamente para ver si hay actualizaciones sobre el trabajo en turnos de noche y la salud.

¿Dónde pueden obtener ayuda los trabajadores de turnos de noche?

Este blog también está disponible en inglés.

 

El  Programa Nacional de Toxicología (NTP) es un programa interagencial que se compone de tres agencias gubernamentales que lo mantienen dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos: los Institutos Nacionales de la Salud, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (representado por NIOSH) y la Administración de Alimentos y Medicamentos.

 

Christina C. Lawson, PhD, es epidemióloga investigadora principal en la División de Estudios de Campo e Ingeniería de NIOSH.

Elizabeth A. Whelan, PhD, es jefa de la subdivisión de investigación de campo en la División de Estudios de Campo e Ingeniería de NIOSH.

Tania Carreón Valencia, PhD, MS, es científica sénior del Programa de Salud del World Trade Center en NIOSH.

Claire C. Caruso PhD, RN, FAAN, es científica investigadora de salud en la División de Integración Científica de NIOSH. 

 

Referencias

  1. NTP (National Toxicology Program). 2021. National Toxicology Program Cancer Hazard Assessment Report on Night Shift Work and Light at Night. Available at https://ntp.niehs.nih.gov/go/NSW_LAN
  2. IARC Monographs on the Identification of Carcinogenic Hazards to Humans. Vol. 124: Night Shift Work. https://publications.iarc.fr/593
  3. IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans. Vol. 98: Painting, firefighting, and shiftwork. Lyon, France. 804 p. http://publications.iarc.fr/116
  4. Rosa, D., Terzoni, S., Dellafiore, F., Destrebecq, A. Systematic review of shift work and nurses’ health. [2019] Occupational Medicine, 69(4):237-243.
  5. NIOSH [2015]. By Caruso CC, Geiger-Brown J, Takahashi M, Trinkoff A, Nakata A. NIOSH training for nurses on shift work and long work hours. Cincinnati, OH: US Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Institute for Occupational Safety and Health. DHHS (NIOSH) Publication No. 2015-115 (Revised 10/2019). https://doi.org/10.26616/NIOSHPUB2015115revised102019
Posted on by Christina C. Lawson, PhD; Elizabeth A. Whelan, PhD; Tania Carreón-Valencia, PhD, MS; and Claire C. Caruso PhD, RN, FAAN

Post a Comment

Your email address will not be published.

All comments posted become a part of the public domain, and users are responsible for their comments. This is a moderated site and your comments will be reviewed before they are posted. Read more about our comment policy »

Page last reviewed: April 8, 2022
Page last updated: April 8, 2022